No salgas de casa sin mirarte al espejo

Los espejos son elementos indispensables en la decoración de cualquier hogar, no solo por la función que cumplen como espejo en sí sino por sus muchas ventajas decorativas. Entre ellas, el poder conseguir que una estancia parezca más grande y más luminosa. Sin duda con los espejos puedes conseguir una decoración espectacular.

La distribución, tamaño y orientación de los espejos es vital para poder sacarles el máximo partido, consiguiendo crear un efecto visual que realmente te sorprenderá. Son muy sencillos de colocar en cualquier estancia, y ofrecen numerosas opciones decorativas en función del diseño y la ubicación elegida. También es importante saber que no cualquier espejo va bien en cualquier lugar, hay que saber elegir para poder aprovechar al máximo tanto la estancia como las ventajas de los espejos.

Un espejo es un elemento similar a una ventana, un punto de atención que refleja lo que te rodea. En él se va a ver, en primer lugar, lo que esté enfrente, así que es algo que debes tener en cuenta a la hora de ponerlo o de decorar sus alrededores. Nunca pongas un espejo frente a una pared vacía por mucho que pienses que te quede muy bien. La mejor opción siempre es ponerlo frente a una ventana, aunque si no es posible siempre puedes ponerlo frente a un mueble o cualquier zona que esté decorada y que quieras potenciar.

Hoy en día hay multitud de diseños de espejos, con diferentes formas, colores, materiales y efectos. Elige siempre los que mejor encajen con la decoración que tienes en cada estancia para que todo lo positivo pueda destacarse mucho más. Los espejos grandes son perfectos para las estancias principales, mientras que los que son más pequeños son ideales para cubrir algún espacio en concreto y pudiendo hacer composiciones con ellos.

Un espejo siempre será un adorno fantástico para cualquier rincón, especialmente si buscas que ese ambiente gane en amplitud, luminosidad, alegría y modernidad, aunque claro está que también puedes conseguir un ambiente más clásico. Sea como sea, la luminosidad y la amplitud la vas a ganar siempre que elijas decorar con espejos. De todas formas, tampoco hay que pasarse con su uso ya que si pones demasiados espejos en una misma estancia, ya sea a lo largo o a lo ancho, conseguirás el efecto contrario al que buscas.

Anuncios